mordisco sensual

Tal vez nos cuesta aceptar que durante las relaciones sexuales algunas cosas extrañas nos ponen a mil, más que el propio acto sexual. A lo mejor eres de quienes pierden el control y muerdes las almohadas y las sábanas hasta llegar al cuello de quien te tiene como loco/a, o tal vez eres del tipo de persona que llegas directo a la mordida en la espalda, en la pierna o en cualquier parte del cuerpo de tu chica o de tu chico. Todo esto tiene una explicación y no es precisamente la de la historia de los vampiros. Aquí te contamos la realidad.

Existe una lista extensa de esas cosas extrañas que hacemos y que además nos encantan y nos excitan, pero la larga lista, podría estar encabezada por el placer que nos produce morder a nuestra pareja. No te rías, acéptalo porque eso es parte de parafilias que podemos tener. Una parafilia es un comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer no se encuentra en la relación sexual en sí misma sino en otra cosa).

Esa locura que te produce, se llama odaxelgania y por eso te excitas sexualmente al morder a tu pareja o amante o también siendo mordido mordida. Así que si te gusta el dolor de la mordida o que tu pareja tenga dolor cuando le muerdes, ya puedes ponerle nombre a tu “forma” de sentir el placer. No eres un enfermo o enferma, y !menos un vampiro!.

Ahora que ya conoces la explicación, disfruta con tranquilidad del placer de ser mordido/a o de morder durante el acto sexual y recuerda que no debes sentir pena o vergüenza, porque solo eres una más de las muchas personas que disfrutan de esta manera de vivir plenamente su sexualidad con sus pareja.

 A continuación te dejamos algunas otras parafilias muy parecidas a tu preferida:

  • Amiquesis: excitación sexual al rascar a la pareja durante el acto sexual.
  • Amokoscisia: excitación por el deseo de castigar a la pareja sexual.
  • Barosmia: excitación por el olfato.
  • Basoexia: excitación sólo producida por los besos.
  • Clastomanía: obsesión por romperle a la pareja la ropa que lleve puesta.
  • Coprolalia: estimulación sexual mediante el uso de malas palabras.
  • Cratolagnia: excitación provocada por la fuerza de la pareja.
  • Gomfipotismo: excitación provocada por los dientes.
  • Knismolagnia: excitación sexual producida por las cosquillas.
  • Omolagnia: excitación provocada por la desnudez.
  • Quinunolagnia: excitación sexual por ponerse en situaciones de peligro.
  • Retifismo: fetiche por los zapatos.
  • Thlipsosis o zlipsosis: excitación proveniente de los pellizcos.

———————

No hay comentarios

Dejar una respuesta