Conocer y entender los términos relacionados con las tarjetas de crédito es indispensable para hacer un buen uso de la misma. En este artículo te explicamos los términos más comunes.

Límite de Crédito: También llamada línea de crédito, es la suma máxima de dinero que te concede el banco.

Tasa de Interés: Esta representa el precio que pagas por usar tu tarjeta de crédito. Esta tasa está representada generalmente en un porcentaje anual, lo que significa que mes a mes se aplica la doceava parte de dicho valor.

Fecha de corte: Se refiere al final del ciclo de consumo (de 30 días) de tu tarjeta de crédito. Es el momento en el cual el banco emite la factura o estado de cuenta de tu tarjeta de crédito, la cual contiene todos los consumos e intereses generados hasta dicha fecha y que debes cancelar antes de la fecha de pago. Por lo general es una fecha fija del mes.

Fecha de pago: Esta fecha generalmente es de 15 a 20 días después de la fecha de corte, y es la fecha límite que tienes para cancelar la factura del mes. De no hacerlo se generarán intereses de mora. Es importante resaltar que no es ese día el que tienes que realizar el pago, sino que establece un periodo dentro del cual este debe realizarse.

Pago Mínimo: Se refiere al monto mínimo, que establece el banco, que debes cancelar cada mes de tu tarjeta de crédito para no ser considerado moroso. El pago mínimo se destina a abonar los intereses de tu deuda y una parte muy pequeña es la que se destina a la deuda, por lo que si te interesa salir rápido de ella, es recomendable pagar más del monto mínimo.

Saldo al corte: Este es el monto total que le debes al banco a la fecha de corte de tu tarjeta de crédito.

Intereses de financiamiento: Es el monto que se paga en un mes por el saldo al corte que se le debe a la tarjeta de crédito hasta la fecha de corte anterior.

Crédito Disponible: Esta es la parte que aún no has gastado o consumido del límite de crédito que te otorga el banco.

Cuota de mantenimiento: Este es el monto que algunos bancos cobran, generalmente una vez al año, por el mantenimiento de la tarjeta de crédito.

Comisiones: Son cargos que se generan por algunas operaciones realizadas con tu tarjeta de crédito, como adelantos de efectivo, compras internacionales, entre otros.

Intereses de mora: Este es el porcentaje que debemos pagar cuando nos retrasamos en el pago mensual de la tarjeta de crédito, por ello es importante conocer nuestra fecha de pago, que es la fecha límite en que tenemos para pagar sin que nos carguen estos intereses.

Cuando logras comprender los términos empleados en el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito, el uso de estas deja de ser un misterio, y puedes empezar a usarla de una forma mucho más inteligente. Incluso podrías darte cuenta que tu tarjeta de crédito se convierte en una excelente herramienta de apalancamiento, que incluso te permite acceder a préstamos libres de intereses por hasta 50 días.

No hay comentarios

Dejar una respuesta