Pequeño Niño De 2 Años Que Fuma: ¡Vaya Mundo!

Las redes sociales quedaron impactadas con un video que llamó la atención a nivel mundial. Se trata de Aldi Rizal un niño de dos años de edad que fuma 40 cigarrillos diarios.

Habitante de Indonesia, el pueblo Sumatra es el hogar de esta criatura, estando bajo el cuidado de su padre Mohamed, quien le facilitó al menor la primera carga de nicotina cuando este apenas tenía 18 meses, lo que supone que sustituiría el biberón por el tan alarmante vicio.

El vicio se volvió realmente incontrolable, “es un adicto, y cuando no fuma dice que se siente mareado y enfermo” expresa Diana, la madre del bebe. Parece que estuviéramos hablando de una persona de 30 años, pero es apenas un niño aprendiendo a caminar, lo que es desconcertante de cualquier forma.

Sin pensar el daño que causaría al pequeño, ahora el padre se ve obligado a pagar varios dólares de su bolsillo para costear tal gasto, sin embargo distintos órganos del país antes mencionado, han tomado cartas en el asunto, ofreciéndole a los padres distintas formas de terapia para el pequeño.

Después de ver este video, hemos indagado a ver ¿Qué ocurrió con Aldi?, y nos hemos encontrado que al retirarle el cigarrillo el infante pesa 25 kilos con ni si quiera 3 años. Por lo que los progenitores exponen que resulta más sencillo costear el cigarrillo que alimentarlo.

Este caso resulta una completa incongruencia, y se debe señalar como principales responsables a los padres, quienes no se han dado cuenta del daño atroz que le ocasionan a este niño.

El tabaco resulta un elemento completamente nocivo para la salud, con sus componentes como el arsénico y el amoniaco resulta una de las primeras causas de muerte que pueden evitarse en el mundo. Bronquitis, neumonía y muchas enfermedades respiratorias son sus secuelas.

¿Imagínense cuando es un bebe el que lleva a cabo este vicio? Sus pulmones apenas floreciendo ya están siendo perjudicados, causando que este niño tenga grandes posibilidades de sufrir de alarmantes enfermedades a largo plazo como el cáncer.

Es un vicio que ha sido buscado, y cualquier individuo con sentido común opinaría ello. Es realmente decepcionante como existen padres que quizás desconozcan o no midan las consecuencias de permitir, y encarrilar a sus hijos a hábitos inadecuados. Cuando los únicos que saldrán perjudicados serán ellos.

Los padres forjan el camino de sus hijos, el ejemplo se fundamenta en ellos; es lastimoso que muchos no asienten tal parámetro.

No hay comentarios

Dejar una respuesta