amistad

¿Alguna vez te has sentido tan compatible con alguien que llegas a considerarlo como parte importante de tu vida? Y no estoy hablando de relaciones amorosas. Me refiero a ese sentido de hermandad que existe entre dos, tres o más personas.

Desde el principio de los tiempos el hombre siempre se ha sentido con la necesidad de compartir sus experiencias, sentirse apoyado y querer lo mejor para otro. Estos sentimientos son los que conforman la amistad a la amistad.

Al principio los amigos son aquellos con los que tenemos ciertas afinidades. Personas con las que puedes hablar de temas de películas, música, farándula, política, de sus familias, etc. Son aquellas personas que estudian contigo en el mismo colegio o que viven en la misma cuadra. Con el tiempo llegan a un grado tal de cercanía que terminas confiándole tus mayores miedos y sueños. Ellos o ellas son personas a las que nos podemos acercar sin ningún tipo de interés, ya que conocen todo de nosotros y nos aceptan tal y como somos. En el momento en el que tú ves y te sientes de la misma forma con alguien sabrás que hay en ambos ese lazo llamado amistad.

La amistad es, por lo tanto, aquel vínculo que no solo te va a relacionar con otra persona, sino contigo mismo. Porque se trata de ser abierto, espontáneo y honesto y, para que todo esto se genere, debes comenzar por serlo contigo mismo.

1En principio la amistad es SINCERIDAD

Tu amigo no será más que aquel espejo en el que te puedes reflejar y por el que serás apoyado siempre, no importa las veces que falles. Eso sí, si estás haciendo las cosas mal, ellos también tendrán la obligación de decírtelo, no con la intensión de destruirte, sino de ayudarte a crecer como persona.

2Su otro privilegio es la HERMANDAD

¿No te ha pasado que casualmente a ti y a tu mejor amigo les cae mal la misma persona? Bueno, la amistad es mucho más que esto. Se trata del compañerismo entre personas. De alguna manera la amistad tiene un código y éste se centra en defender los mismos ideales. Por esta razón sois como hermanos luchando por la misma causa. Tanto es el vínculo que los une, que la mamá de cada uno los mima y regaña como si fuesen sus propios hijos.

3Por último no puede faltar el HUMOR

En toda relación importante y seria debe existir la risa. En la amistad se da no solo el hecho de reírte con la persona, sino de reírte de ella. Esto sella el vínculo de manera directa. Ocurre precisamente por la hermandad que hay entre ustedes y la honestidad ¡Ojo! Esto no es igual a aceptar insultos por parte del otro, sino de pasar un rato agradable recordando viejos momentos, contando algunas anécdotas o dejándose llevar por la espontaneidad.

La amistad no solo se da en personas ajenas a nuestro círculo familiar, sino que puede existir también algún miembro de ellos que nos confíe todas sus cosas y a los cuales no nos da miedo acercarnos para platicarles sobre asuntos relevantes en nuestras vidas. De igual forma, un amigo no es esa persona que nos viene dada desde el principio, como es el caso de la familia, ya que nosotros tenemos la libertad de escoger a nuestros amigos. Lo que si debes tener en cuenta es que aquella persona en la que confíes y viceversa sea buena, honesta, quiera lo mejor para ti y te haga reír.

No hay comentarios

Dejar una respuesta