hijos felices

De sobra es conocido el efecto que una mala crianza puede tener en el desarrollo de los niños y cómo ésta puede estar afectándoles incluso durante su edad adulta y avanzada. Pero, pensando en positivo, ¿qué rasgos, que características tienen en común los padres que han sido capaces de acompañar a sus hijos en su desarrollo con pautas de crianza que les han ayudado a ser más felices?

Ahora puedes estar pensando en que probablemente sean padres muy habilidosos, con mucha capacidad de autocontrol e incluso con una elevada formación. Pero para nada es así, es mucho más sencillo.

Los investigadores han demostrado que las 2 características comunes de aquellos padres que habían criado a sus hijos (adultos ya en el momento del estudio) con mayores niveles de felicidad, eran:

1Mostrar Calidez

El Dr Mai Stafford y su equipo descubrieron que las personas que habían crecido en hogares donde los padres eran más cálidos y más proclives a atenderles en sus necesidades tenían mayores niveles de satisfacción con la vida y una mejor adaptación a nivel de “salud mental” al convertirse en adultos.

La falta de calidez dificulta el establecimiento de un vínculo emocional con sus hijos, base necesaria para que el niño tenga la seguridad necesaria para explorar el mundo.

2No Ser Controladores

Los padres controladores no dejan a sus hijos tomar sus propias decisiones y hacen que éstos se vuelvan excesivamente dependientes. También tienen tendencia a invadir su privacidad y no permitir que tengan sus propias opiniones y visión del mundo.

Según los autores del estudio el impacto negativo sobre nuestros hijos de mostrarnos tan controladores es similar a la muerte de un ser querido.

Así que ya sabes, lo mejor que puedes hacer para ayudar a crecer a tus hijos felices y mentalmente saludables es ser cálido/a y evitar querer controlarlos en todo momento. En su lugar, muéstrate dispuesto/a a atender sus demandas y necesidades tanto físicas como emocionales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta