piernas bonitas
Fuente imagen: J. Lightning - Flickr

Sé que has pensado combatirla. Entiendo que el hecho de mencionar esa palabrita te causa escalofríos. Pero, antes de ponerte la sudadera y la licra acércate y conoce fondo a tu enemiga.

1¿Qué es la celulitis?

Desde un punto de vista médico, la celulitis no es más que la inflamación del tejido celular que se ubica bajo la piel.

Se puede generar por causas como: factor genético (herencia), alimentación alta en grasa, problemas hormonales (toma de anticonceptivos orales, por ejemplo) y no ingerir suficiente agua.

Sí, puede sonar bastante sencillo, sin embargo ¿por qué te incomoda tanto este asunto?

2La celulitis y las mujeres:

Además de ser una inflamación, es conocida también por acumular tejido adiposo (graso) en zonas del cuerpo como: muslos, brazos y glúteos. Esto no la hace una enfermedad, sino una consecuencia de la pubertad. Como sabrás, las mujeres cuentan con dos hormonas conocidas como progesterona y estrógeno, ambas se encargan de las grasas y líquidos que nuestro cuerpo genera, trayendo como resultado esa “piel de naranja” que tanto odias.

Se entiende que más del 80% de las mujeres tienen celulitis así que, sí, es exclusivo para nosotras. Es raro ver a un hombre con este tipo de acumulaciones ¡tan suertudos!

adiós celulitisCuando existe un exceso de grasa hay una gran probabilidad de que la circulación en la hipodermis (capa grasa) se vea afectada. Esto da mayor cabida a que los tejidos se engrosen de tal manera que formen algunos hoyos en nuestra piel.

Este puede parecer, para algunas personas, un tema banal. Sin embargo, aunque la celulitis no sea una enfermedad, debes considerar que la acumulación de grasa en exceso sí puede generar riesgos en tu salud. Entonces, antes de que esto se llegue a dar, tomemos notas de algunos consejos para combatirlas.

3Ejercicio y buena alimentación: armas contra la celulitis.

 

  • Ejercicio, ejercicio, ejercicio…:

Entonces, si la celulitis se genera por la acumulación excesiva de grasas en tu cuerpo, una manera efectiva de atacarla es poniéndote en movimiento, es decir ¡No le tengas miedo al ejercicio! Esto estimulará que las grasas se quemen de manera rápida y eliminarás la acumulación de líquidos; tus hormonas encontrarán un balance; a su vez, ayuda a tu corazón y, lo mejor de todo, te esculpirás una figura envidiable. Comienza con algunos ejercicios cardiovasculares: saltar cuerda, una caminata rápida por el parque o trotar.

  • Alimentación sana…:

Con esto no te estoy diciendo que ahora vas a comer solamente lechuga. La grasa es algo importante para nuestro cuerpo, nos da energía. Lo que te indico es que evites el exceso de ellas. Una buena forma de empezar es disminuyendo el consumo de sal o sodio en tus comidas.

  • Agua, bendita seas:

Aprende a encariñarte con ella. Ingerir de dos a tres litros al día te dejará una piel limpia de todo tipo de impurezas También dúchate con agua fría, los resultados serán instantáneos.

Lo más importante de todo este plan de ataque es la constancia con la que trabajes y si sientes que necesitas saber un poco más no dejes de consultar con un especialista. Si no decaes los primeros días, acostumbrarás a tu cuerpo a esta nueva rutina y lo demás… lo demás será cada vez más simple.

No hay comentarios

Dejar una respuesta