encontrar la media naranja

“He pasado más de la mitad de mi vida buscando a la pareja perfecta, quien comparta ilusiones, sueños, gustos y hasta las 24 horas de las mil y una noches de esta historia”.

Frases como esta se escuchan en las conversaciones de amigas y amigos por igual, y la existencia de una media naranja en algún lugar del mundo es pregunta fija para cualquier persona.

Pero, en la realidad de las historias de a pie, nos encontramos que la mayoría de las parejas que conocemos, parece que después de haber encontrado al hombre o la mujer de sus sueños, con ella o con él aparece la infelicidad. Sí, infelices porque después de “la luna de miel”, saltan los defectos y cuando llegan los niños todo cambia. La rutina se convierte en el anhelo por esos días donde estabas soltero y no tenías que luchar con nada.

Tal vez, creas que existe la “media naranja” y que la tuya está esperándote en algún lugar del planeta. Muy bien, pero entonces debes fijarte las características de tu persona favorita para formar una naranja completa. Recuerda tener presente que debes tener una conexión especialmente intensa con esa persona que deseas que aparezca en tu vida.

Piensa primero que nada, que esa persona debe tener tus mismos sueños. Si te gusta la playa, montar a caballo, nadar desnudo o solo leer libros de autoayuda debes frecuentar lugares donde puedas hacer tus actividades preferidas. Seguramente conocerás a alguien que comparta tus mismos gustos.

Si en tu fantasía están solo características físicas o sociales “Que sea guapo, alto, rico, caballeroso” o “Bella, femenina, sensible, familiar” entonces debes estar atento entre las personas que frecuentes, ahondar un poco su personalidad, círculo social y verificar esas características que te enamorarán. Aunque esto es cuestión de suerte, porque no siempre encontrarás todo lo que sueñas y eso debes tenerlo presente para que no te frustres.

Visualiza, disfruta en tus pensamientos al amor de tu vida, imagínalo a tu lado, siente que ya está contigo. Pero recuerda que tu búsqueda puede estar siendo inútil ya que cualquier persona con la que interactúes a diario puede convertirse en el amor de tu vida. En esa media naranja que solo existe si lo crees. Hasta tu actual pareja puede ser el amante de tus sueños y no lo logras definir porque estás centrado en la perfección de lo que quieres. La clave es escuchar al corazón y seguir al instinto cuando tienes a un prospecto cerca.

No hay comentarios

Dejar una respuesta