Descubre Por Qué Puedes Comer Chocolate Sin Sentirte Culpable

Si existe una comida que es apta para el paladar de los dioses, esta sin duda es el chocolate. Blanco y cremoso u oscuro y exquisito, el chocolate puede ser muchas cosas y traernos diferentes gustos y colores a nuestras vidas. Pero, ¿por qué es tan especial?

comer chocolate puede ser bueno
Fuente imagen: Siona Karen – Flickr

Sobre el chocolate algo que podemos constatar es la abundancia de historia arraigada en su corazón. El cacao se ha cultivado por muchas diferentes culturas, siendo la evidencia más antigua de su existencia del año 1900 aC. El chocolate ha participado como un ingrediente fundamental en muchos antiguos rituales, se ha servido con fines medicinales, y en la actualidad, es un placer al que no sólo se le reconoce como manjar, sino también por sus beneficios para la salud. Es bueno de sabor y bueno para nuestro organismo. ¿Qué más podemos pedir?

1Es Nutritivo

Algunas personas piensan que el chocolate no es más que calorías vacías. Esto es un error. El chocolate está lleno de nutrientes muy beneficiosos. El chocolate negro es especialmente bueno ya que contiene mucha fibra, hierro, magnesio, calcio, y algunos otros minerales. Hecho de la semilla del árbol de cacao, el chocolate es una de las mejores fuentes de antioxidantes. Aunque es famoso por ser un alimento graso, lo cierto es que la grasa que contiene es principalmente saturada y monoinsaturada. Mientras te mantengas alejado de los dulces, el chocolate realmente te ayudará a mejorar tu salud y, también tu figura, en lugar de comprometerla como se podría pensar.

2Estimula Nuestro Cerebro

Y no solo nos referimos a la liberación de endorfinas, sino a que también puede ayudar a mejorar las funciones del cerebro. Contiene estimulantes como la cafeína y aumenta el flujo de sangre al cerebro. Otro beneficio poco conocido es que puede reducir la presión arterial, aunque sólo ligeramente.

Así que hoy, ¿por qué no? disfruta de un bocado de una de esas fantásticas piezas de chocolate. Saborea la espesa mezcla de dulzura y amargura que se desliza por tu garganta. Es muy probable que “tu boca se te esté haciendo agua” en este momento y que estés deseando irte a comprar una ahora mismo. Pero, recuerda, es mejor que elijas un tipo chocolate negro en lugar de aquellos más azucarados. Si lo haces así, NO tendrás que sentirte culpable por caer en este fantástico placer nunca más.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta