trastorno afectivo obsesivo
Imagen: lailajuliana - PixaBay

El estado mucho más allá del mismo enamoramiento, donde el querer a una persona se convierte en una obsesión y ese deseo excesivo te va quitando poco a poco tu propia esencia, porque dejas de ser el centro de tu mundo, para convertirte en un espectador del mundo de alguien más. Esa sería una de las descripciones más profundas que lo que podrías estar pasando si tuvieras el síndrome de Anna Karénina.

¿Quién es Anna Karérina?

Anna Karénina, es la protagonista de una novela del mismo nombre, escrita por el novelista ruso León Tolstói (Lev Nikoláievich Tolstói). La novela narra como ella vive una historia de amor idealizado que termina en tragedia. Su amor, la lleva al punto de abandonar todo lo que poseía: el alto estatus social, su esposo y hasta su propio hijo; solo para que al final Vronski (el Conde de quien ella se enamora) se aburra de ella y la deje. Esto la empuja al suicidio, por no poder soportar vivir si no podía estar junto a él.

anna karenina
Fuente imagen: Wikipedia Commons

El síndrome de Anna Karénina

Este es solo el nombre popular que se le da al trastorno afectivo-obsesivo. Lo más probable es que le hayan acuñado ese nombre porque la protagonista de esa novela sufrió como un caso exagerado (pero posible) de ese trastorno.

Cuando sufres este síndrome es fácil de reconocer pues dejas de ver los límites que tienen tus relaciones. El amor es bueno, pero solo si es sano. No permitas que tus emociones o tu afecto por alguien te lleven a extremos como dejar los estudios, tu trabajo o hasta arriesgar tus amistades. Quizás la persona por la que tienes esos sentimientos tiene buenas intenciones y no permita que hagas eso por ella, pero recuerda que esa persona así como ahora está contigo, puede que mañana no.

Es más probable que las personas que no sepan ser felices estando solas sufran este síndrome, porque intentaran buscar fuera la felicidad que deberían tener dentro de ellas mismas.

Lo peor de esta situación es que la dependencia que creas por alguien más puede bajar tu autoestima. ¡Nunca permitas que esto suceda! Tienes que madurar y aprender a llevar un equilibrio emocional. Siempre recuerda que tienes que quererte a ti mismo/a y que TÚ eres la prioridad en tu vida.

Si te gustaría saber la historia completa te recomiendo que leas la novela, pero si eres de los que prefieren ver la película, a continuación puedes ver el tráiler de la versión de Anna Karénina de 2013, con la participación de actores de la talla de Keira Knightley, Jude Law y Aaron Taylor-Johnson.

No hay comentarios

Dejar una respuesta