Tendemos a acudir frecuentemente a la playa, el cine, la montaña o el parque ¿pero dónde queda nuestro tiempo para el teatro? El teatro es una tendencia que pocas personas suelen frecuentar, ya sea para practicarlo o ir a disfrutarlo, aunque este es un arte que poco a poco va ascendiendo en popularidad.

Según reseña la página web venezolana VTV:

“El teatro es un espacio perfecto para soñar, viajar y experimentar nuevas situaciones y emociones. Es el lugar ideal para dejar volar la imaginación, dramatizar, representar y llevar un mensaje lleno de sentimientos y cargas emocionales” 

Son muchas las personas que por miedo a intentar cosas nuevas no lo practican, pero que profundamente sienten apego a lo que luces, escenografía, maquillaje y tarima representan. Así pues, caemos en el error de subestimar cosas que ni siquiera hemos intentado.

El teatro es una de las formas expresivas más antiguas, ya que desde los tiempos remotos las personas lo utilizaban como medio de distracción. Hoy en día en distintos auditorios decenas de personas se pelean el turno por “una noche como actor”.

Según encuestas a nivel mundial, las personas que lo practican se ven en la amplitud de expresar sus sentimientos y emociones, de una forma libre y sin ser señalados. Ya sea interpretando un personaje o haciendo un monologo, una obra teatral es la fuga para salir de la rutina de muchos.

De hecho, se ha popularizado el teatro individual últimamente, donde los candidatos exponen una trama y venden sus propuestas. Así, son varias las personas las que asisten a estas obras teatrales, puesto se ven identificados muchas veces con la historia dramatizada.

Este espacio para la contemplación se desarrolla frente a un público, al cual le es contada una historia, incluyendo aspectos como música, escenografía, trajes respectivos y sociabilidad con los espectadores. La actuación es la parte crucial, la cual debe parecer fluida y natural. El público debe creerse la historia.

La vida se trata de intentar cosas nuevas, ¿Por qué no sustituimos un día una película por una obra teatral? Resulta incluso menos costoso que muchas actividades en las cuales invertimos dinero, y hay grandes categorías y estilos de acuerdo a nuestras preferencias.

¡EN OTRA EPOCA EL TEATRO PARECIA ABURRIDO! Pero hoy en día la comedia es el toque clásico para llevarlo a cabo. Y ¿A quién no le gusta reír? ¡Vamos al teatro y quizás nos apasionemos por el mismo!….

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta