No creas que solo las grasas trans son las culpables de la acumulación de calorías en nuestro cuerpo. Tanto los alimentos con altos contenidos de sodio, los muy procesados y las fructuosas (aquellos añadidos en los productos industrializados, como los dulces y chucherías) contribuyen en la formación de esa enfermedad conocida como obesidad. Antes de que todo esto se genere, nosotros te brindamos en esta ocasión un listado bastante concreto con aquellos alimentos ricos y sanos para ti y los tuyos. Pon manos a la obra, ya que lo primero que debes aprender es… a cocinar.

  1. Avena: !que bueno es sentarse y desayunar con este alimento!. La avena tiene un alto contenido de fibra y es ideal para brindarte la energía que tu cuerpo necesita. Si la ingieres en tu primer alimento del día ayudará a que tu metabolismo mantenga un buen balance y no tengas ansias de comer a cada instante. Es ideal para controlar el peso.
  2. Come frijoles: no sé cómo veas este tipo de alimentos, pero aléjate de tabúes y entérate que estos granos poseen una enzima que favorece el bienestar de tu cuerpo, ya que evita que los carbohidratos que ingieres se acumulen como grasas en el cuerpo.
  3. No te olvides de las lentejas: estas semillas son súper efectivas cuando de comer sano se trata, ya que contienen aminoácidos que ayudan a quemar las grasas.
  4. Barras: ¡tranquila! Seguimos hablando de comida. Me refiero a las barras energéticas o snacks que venden en las tienditas de dulces y los kioscos. Este tipo de alimentos te proporcionarán la cantidad de nutrientes necesarios para que te mantengas activa durante el día, eso sí, después de las comidas bases: desayuno, almuerzo y cena.
  5. Semillas: come todo lo que contenga aminoácidos grasos. Estos movilizan las grasas a una gran velocidad. Empieza buscando nueces, avellanas, maní y frutos secos.
  6. Pescado: este también es un alimento rico en aminoácidos. Una forma de empezar con él es consiguiendo el atún en lata que viene en agua. No lo dejes de lado.
  7. Olvida las sales: así como los azúcares contribuyen en la formación de las grasas, los altos contenidos de sal y sodio en las comidas favorece las calorías que tu cuerpo no necesita. Come más sano evitando a estos pequeños lo más que puedas.
  8. La mejor bebida: no existe cosa más pura y sana que el agua. Aléjate lo mayor posible de las bebidas muy elaboradas, ya que estas contienen alto grado de azúcares que contribuyen en la formación de grasas, líquidos y calorías dañinas. Ten en tu bolso un frasco de agua y acompaña tus comidas bebiéndola. Si te cuesta mucho tomar agua en su forma simple, busca las que son saborizadas ya que contienen bajos niveles de calorías.

Nuestra intención no es decirte que dejes de comer, sino que controles lo que comes y te interés en buscar alimentos que favorezcan, no solo tu apariencia, sino tu salud que es lo más importante.

No hay comentarios

Dejar una respuesta