belleza piel

¿Estás buscando más remedios caseros para curar el acné? Existen muchos tratamientos del acné que puedes probar desde casa. Y lo que es mejor – !la mayoría de éstos puedes empezar a aplicarlos desde ya mismo! En este artículo he querido mostrarte tres tratamientos muy sencillos (pero a la vez muy eficaces) que puedes intentar poner en práctica hoy mismo.

Tratamiento # 1 – Lavar la cara de forma consistente

El acné es una condición médica muy terca, y si no eres consistente con tu tratamiento, !entonces está aquí para quedarse! El tratamiento del acné más básico es lavarse la cara dos veces al día, preferiblemente con un jabón antibacteriano. (Si los jabones antibacterianos te irritan puedes usar un jabón suave.) No dejes de seguir los consejos de tu médico si tu piel se empieza a secar, pelar, picar o te sientes irritada.

Tratamiento # 2 – Encontra un producto anti-acné que sea efectivo para ti

Existen una gran variedad de productos con diferentes funciones y no todos funcionan igual para todo el mundo. Algunos están diseñados para matar las bacterias, algunos para controlar la grasa,otros para hidratar la piel seca escamosa, etc… – Para que te funcionen es fundamental que su principio se base en atacar la causa más importante de tu acné. Y lo peor de todo es que si te olvidas de una sóla aplicación, es muy probable que tengas que volver al punto de partida.

curar el acnéEste es el motivo por el que el tratamiento del acné es un proceso de ensayo y error para la mayoría de las personas que lo sufren. ¿La solución? Lleva un registro con aquellos productos que te funcionan y aquellos que no. Si lo haces, te será más fácil encontrar la combinación más adecuada para tu piel. Por supuesto, !debes consultar a tu dermatólogo antes de probar cualquier nuevo y radical producto anti-acné!

Tratamiento # 3 – Reducir tus niveles de estrés cotidiano

¿Por qué estamos hablando de estrés, ahora de repente? Puede que no lo sepas, pero el estrés además de influir en la aparición del acné está también implicado en la aparición de otro tipo de enfermedades de la piel. De hecho, cada vez más médicos creen que en la actualidad el estrés provoca más enfermedades que cualquier bacteria o virus.

Si reduces los niveles de estrés puedes reducir considerablemente muchos de tus problemas en la piel, incluido el acné. Tu hogar es un lugar para el descanso y la relajación. Así que dejar todas las cosas y preocupaciones relacionadas con el trabajo en tu oficina, o reliza tus tareas en la biblioteca o una cafetería. Haz que tu casa sea un “lugar sagrado” donde puedas sentirte bien, relajada y tu cuerpo puede centrarse en la curación de sí mismo.

Como ves, hay muchos cambios que puedes introducir en tu vida para acabar con el acné: nuevos hábitos (lavarse la cara dos veces al día), uso de productos o medicamentos específicos que te funcionen y, como no podía faltar, poner atención en nuestra parte mental: eliminar cualquier estrés innecesario en tu vida. Si lo haces, tu cuerpo tendrá la oportunidad de curarse a sí mismo.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta